MONT ... ALMAMONT ... ALMA
 Lupus Lupus
Estas en » MONT ... ALMA » Archivo de Artículos » Junio 2008 » Mordedura Y Víboras Ibéricas - Herpetofauna Alpina Ii -
miércoles 18 de junio de 2008, 15:31:48
MORDEDURA Y VÍBORAS IBÉRICAS - HERPETOFAUNA ALPINA II -
Tipo de Entrada: ARTICULO | 50 Comentarios | 95413 visitas

 

Sirva, a grandes rasgos, el artículo anterior de la víbora aspid como patrón biológico. Y aclarar la inclusión de la víbora europea ( no está ubicada en la Península Ibérica ), como ficha informativa, para los compañeros que pudieran disfrutar del resto de las montañas de Europa.

 

        VÍBORA EUROPEA -  Vípera berus, vipère péliade, european viper, kreozotter ...

         Es una especie que no habita dentro de la Península Ibérica. La confusión viene dada por la denominación antigua - naturalista francés Lataste, año 1879 - de la víbora cantábrica ( actual, V. seoanei ) llamada Vipera berus seoanei, que obtuvo rango de subespecie e independencia taxonómica en 1976.

   Es la víbora que más soporta el frío, circunstancia que le ha permitido colonizar Europa, en zonas de turbera y tan septentrionales como el Círculo Polar Ártico ( paralelo 67 . Norte de Escandinavia), o las frías tierras siberianas ; desde el nivel del mar ( llanuras francesas e italianas ), hasta la alta montaña ( Alpes, en cota 3000 m ). De tamaño superior en cotas bajas ( en llanura pueden llegar a medir el doble que en montaña ), raramente supera  70 cm, menor en 10 cm el macho. De colores muy variados: crema, amarillo, castaño, verde; aunque, usualmente, presenta librea grisácea, marcada por una línea oscura en zigzag. En  la hembra destaca bastante menos el dibujo ( matiz amarillento oscuro ) sobre tonos rojizos y, en menor medida, dorados. Hocico plano; iris rojizo, con dos hileras de escamas entre éste y la boca. De ambiente más crepuscular y nocturno que sus primas, al tolerar mejor el descenso térmico. Excelente nadadora. Latencia invernal de últimos de octubre a marzo ( en latitudes muy septentrionales se han localizado " bolas de serpientes " de más de 500 individuos ). Celo en abril / mayo; y partos a últimos de agosto / principios de octubre, con camadas de 4 / 15 viboreznos ( raramente llegan a 8 en montaña ); ± 18 cm y peso 4 g; independientes. Madurez sexual 4 / 5 años.

 

              VÍBORAS IBÉRICAS

 

 

 VIBORA CANTÁBRICA  o  DE   SEOANE 

        Vipera seoanei, kantabriar sugegorria, víbora gallega, vipère de Séoane.

     

     Catalogada hasta 1976, como una subespecie de V. berus o europea; recibe tal nombre en honor al naturalista gallego Víctor López  Seoane. Hoy se considera especie endémica de la Cornisa Cantábrica con dos subespecies: V. seoanei seoanei ( pocas escamas ventrales, 137; librea de color castaño en ambos sexos , con ejemplares albinos; localizable en altitudes bajas - praderas, claros de bosques, monte bajo ...-,  raramente superiores a 700 m ) y V. seoanei cantábrica ( más montaraz, 700 / 1.900 m , en bosques caducifolios, turberas y matorrales, desde el este montañoso de Galicia, norte de León y SO asturiano, hasta la Cantabria Occidental, geográficamente es víbora  de interior. Mayor número de escamas ventrales, 143 en hembras; con librea gris, en machos, y castaña en las hembras; presente con bastantes ejemplares melánicos, sobre todo, en montaña . Comparativamente: veneno más potente - si bien su toxicidad es de las menores de las víboras ibéricas -, dibujo dorsal más ancho y escamas cefálicas más fraccionadas ). Ubicada  desde Galicia y norte de Portugal, oeste de Zamora,  toda la franja cantábrica - por el sur: norte de León, Palencia, Burgos, Álava -, hasta el SO francés - Lapurdi y Baja Navarra - y NO de Navarra donde la climatología atlántica - temperaturas suaves de inviernos templados con veranos cortos y húmedos - limita la presencia de otras especies. De hocico redondeado ( respingón en V. aspid y muy prominente en V. latastei u hocicuda ); su longitud es la menor de todas ,  ± 40 cm. Pupila elíptica en iris dorado y librea en tonos pardos rojizos y, generalmente, castaño grisáceo; dibujos dorsales con manchas oscuras ladeadas en la línea media, que se unen en la zona posterior para encadenarse en zigzag. De las especies ibéricas, es la que más gusta de hábitat  con protección vegetal. Latencia invernal desde mediados de octubre hasta mediados de marzo; celo de abril a junio y madurez sexual de 3 años, en machos, y 5 años en hembras. Ovovivípara con partos de poca camada, 3 / 9 viboreznos, si bien su ciclo reproductivo puede ser anual, en función de climatología benigna. Poco longeva, 10 / 15 años y con mucha mortandad ( numerosos depredadores  y destrucción de hábitat - fuego, pistas, construcción, intensificación agraria ... - ).

            VÍBORA HOCICUDA

                Vipera latastei -  víbora fociñuda, escurçó, sacre.

   Nombre en honor del naturalista francés Lataste. Endemismo ibérico y norteafricano que tiene su límite septentrional en la franja norteña, al perder su climatología mediterránea (  límite Orense donde se han avistado ejemplares de V. latastei y en el Prepirineo más cálido y seco, desde la muga navarroaragonesa hasta Gerona, con poblaciones muy escasas ); ubicada en el Sur de Galicia y de las cordilleras Cantábrica y Pirenaica; para llegar por el sur a ambientes semiáridos del Magreb ; desde el nivel del mar, a pie de duna, hasta matorrales de montaña, no superiores a la cota 1.300 m ( excepción en Sierra Nevada que alcanza cotas cercanas a  2.800 m, y 2.000 m en la zona del Rif ); pero siempre en terreno con defensas donde refugiarse. De tamaño mediano 50 / 75 cm, el macho mayor que la hembra; fácilmente distinguible por su cuernecillo nasal de 5 escamas y 3 hileras  de ojo a boca. Pupila vertical en iris dorado. Librea  gris y, en menor porcentaje, parda, amarillenta, rojiza e incluso melánica ; con escamas muy carenadas ordenadas en 21 filas y dibujo dorsal de forma romboide en zigzag, coloreado en gris oscuro o, minoritariamente, en pardo, siempre con bordes en negro; vientre grisáceo a negruzco y punta de cola, amarillenta o negra. Los machos presentan una coloración más oscura y contrastada que las hembras. Dos escamas prenatales. Latencia invernal de octubre / noviembre hasta marzo, con periodos intermedios de actividad más abundantes que las otras especies ibéricas. Ciclo reproductivo en primavera y otro menor en otoño; con una madurez sexual de 4 años, en machos y 5 años en hembras; longevidad entre 9 / 14 años. Ovovivípara con partos bianuales ( ocasionalmente anuales ) desde la última quincena de agosto hasta octubre, con camadas de 8 / 10 viboreznos. Diurna, pero de costumbres más crepusculares que sus primas, puede trepar a matorrales y arbustos ( sobre todo en verano, para huir del calor estival ), donde una hipotética mordedura puede localizarse en zonas más vitales, si bien la toxicidad de su veneno es la menor de las especies ibéricas. Aunque goza del mayor hábitat peninsular, su población disminuye alarmantemente a causa de la acción destructiva del hombre; catalogación de " casi amenazada ", con poblaciones muy reducidas en Portugal, donde, a parte de las causas generales, es cazada como amuleto para la venta. Existen dos subespecies: V. latestei gaditana, presente en el sudoeste español, norte africano y centro - sur portugués; 135 / 147 escamas ventrales; es la más pequeña. Y V. latastei latastei, resto de  extensión geográfica; 122 / 138 escamas ventrales, siendo las cefálicas muy fragmentadas.

 

                MORDEDURA

         Quizá sea el hecho que, como montañeros, más nos preocupe en relación con las víboras; es la última estrategia que practica ante el peligro de un depredador ( la primera es el camuflaje; de ahí las bandas discontínuas que desdibujan la imagen, para confundir su silueta rota con el fondo; y, accidentalmente, la pisamos al no visualizarla ). Las mordeduras son poco frecuentes ( entre abril y octubre, máximo en la canícula, julio y agosto ) y, en función del lugar geográfico de tránsito, donde haya poca visibilidad en el momento de pisar, actuaremos con mayor cautela (V. seoanei o cantábrica: sotobosque, helechales, praderas y brezales; V. aspis:  prados y tasca alpinos, canchales, oquedades y roca en general; V. latastei u hocicuda:  matorral - ¡ ojo, trepa para evitar la radiación calórica del suelo, y su mordedura puede alcanzar partes vitales o más cercanas al corazón, si bien su acción venenosa es pequeña ! y zona vegetativa cerrada en general ). Botas de caña alta; el bastón es una extensión  nuestra que tantea el suelo ( a modo de un invidente ), siempre por " delante ", para cualquier acción ( el radio de ataque de la víbora es inferior a 20 cm ); y patear - ¿ os acordáis de que  sienten las vibraciones del suelo ?- para que se aperciba y huya ( es lo habitual; ni persigue ni acecha al hombre, únicamente atacaría en el caso de ser pisada, tocada o agredida ). Si en el grupo viniera alguna persona de mayor riesgo ( niños, ancianos o personas debilitadas ) irían detrás o en el medio, mejor protegidos. No descansar en zonas propensas a ubicar víboras y, en el caso de hacerlo, no dejar la ropa o la mochila abierta en el suelo. Siempre el sentido común, junto al bastón por delante; con todas estas precauciones lograremos evitar, en gran medida, un encuentro infortunado con ellas.

 

 

      Imaginemos que lo hay y hemos sido mordidos ...  Tendríamos que observar la zona de piel agredida y ver si hubiera dos ( o una, pues la mordida puede ser de lado, en la cual sólo penetra un colmillo ) agujeros , 2 mm, que distan más de 6 mm entre sí, junto a otras menores, muy juntas ( que a veces no son perceptibles ). O se trata de pequeñas señales dentales en forma de herradura que son de culebra, nunca de víbora ( Natrix maura o culebra viperina, imita a ésta, si bien es inocua e inquilina de charcas y ríos, en cotas inferiores a 1400 m; junto a otras dos especies: Macroprotodon cucullatus o culebra de cogulla y Malpolon monspessulanus o culebra bastarda que poseen los dientes venenosos en la parte posterior de la boca - opistoglifas - y apenas tienen capacidad inoculadora para el hombre; ambas de ambiente seco y soleado de clima mediterráneo ). Personalmente no soy partidario de la captura - ¡ de matarla ... ya, ni hablamos !- pues implica un estrés innecesario para ambas partes ( si lo realiza el accidentado es la peor medida que ejecuta - aceleración del sistema circulatorio ... - y, si es un compañero, acomete un riesgo evitable; además de portar una bomba de relojería, propensa a accidentes ) y la identificación de la especie por hábitat y lugar geográfico es fácil, un poco más dificultoso en el caso de " fronteras naturales ".

 

       Creamos que es una mordedura de víbora ( las europeas son las de menor toxicidad y, dentro de las ibéricas, la víbora aspid la más tóxica, seguida de V. seoanei y, menos tóxica, V. latastei u hocicuda; afortunadamente, esta última es la responsable de la mayoría de accidentes, seguida de la V. aspis y , por último, V. seoanei). De un 30% hasta un 50% de las mordeduras son sin inoculación venenosa, llamadas mordeduras en seco ( estrategia  intimidatoria que, como el siseo - primera reacción defensiva - ejecuta ante un oponente grande, para reservarse de cara a una presa " digerible" ). La primera actuación es tranquilizar y sentar al herido, que no realice ninguna actividad; e intentar evacuarlo ( llamada a Urgencias 112, desplazarse un compañero para buscar transporte ...; lo que el sentido común y el lugar nos indiquen ). El veneno de las víboras ibéricas es de tipo hemotóxico, que son de acción más lenta , con lo cual hay un periodo de ± 6 horas anterior a un posible agravamiento. Simultáneamente, ocuparse del herido; dejar la herida visible, sin ningún objeto cercano que pudiera oprimir ( hinchazón ); inmovilizar el miembro afectado y bajarlo con relación al nivel del corazón. Lavar la herida ( agua, jabón y agua oxigenada; no es aconsejable desinfectantes que pudieran teñir o irritar más la zona, de tipo yodado ). Sentirá dolor intenso, sobre todo en la zona inoculada; aparición de cardenales. Efectuar un torniquete sería peligroso, ya que implica más riesgos que beneficios; no sólo por cómo realizarlo ( ocluir los flujos linfáticos y venosos sin detener el arterial ), sino que, una vez retirado, el veneno junto a los productos tóxicos derivados de la acción en los tejidos, súbitamente irrumpen en el torrente sanguíneo y pueden provocar un colapso. Las pequeñas hemorragias se extienden. Edema; zona muy amoratada que da sensación gangrenosa. Puede ingerir agua ( de hecho, sentirá gran sed ) y analgésicos - paracetamol -, nada de alcohol ni aspirina ( respectivamente, excitante - vasodilatador  y  contiene salicilatos ).Ya en una segunda fase: sufrirá náuseas con vómitos, dolores abdominales, diarrea, debilidad general, sed intensa y frío periférico ( a ser posible dar líquidos calientes - no excitantes - y abrigarlo ) hipotensión, taquicardia y alteraciones neurológicas (  dolor de cabeza, mareos e incluso convulsiones ), insuficiencia renal, hemorragias ( puede orinar rojo por hemólisis ), shock  y coma...

     Toda esta sintomatología - no apta para hipocondríacos - es general y teórica; más usual en la primera fase y en función de muchos factores: edad, peso y salud del herido; zona de la inoculación ( duplica la gravedad: cabeza, cuello y tronco ); especie y su estado ( V. aspis, la más tóxica con 35 mg como dosis letal mínima); cantidad inoculada ( desde cero mg, correspondiente a una mordida seca - con posibilidad de efectos sugestivos que deriven en síntomas reales -, hasta 50 mg ) y duración temporal entre el accidente y la atención médica... que es " importantísima ".

     De hecho es el profesional sanitario quien evaluará la situación:  Grado cero ( sin envenenamiento: mordedura seca. Limpieza y desinfección, ya que la boca de la víbora está muy infectada - tétanos, pseudomonas, salmonellas, streptococcus, etc.- ); grado I ( envenenamiento leve: dolor y edema circunscrito a la herida. Cura ambulatoria ); grado II ( envenenamiento moderado: edema en proceso de expansión acompañado de náuseas, vómitos, hipotensión. Observación médica durante 24 horas y, excepcionalmente administración del suero ofídico) y grado III ( envenenamiento grave: edema extensible al tronco con alteraciones neurológicas, renales y hematológicas que pueden derivar en un  shock hemorrágico. Suero ofídico y hospitalización. El médico decidirá si es conveniente la administración del suero ofídico; normalmente en mordeduras de grado III o grado II, con sintomatología muy acelerada ( no se administra siempre, ya que existe riesgo de provocar una reacción anafilática - reacción alérgica severa -; y este suero es de dos tipos:  monovalente, o específico para una determinada especie que produce menos reacciones; y polivalente ).

              

        Este antídoto se elabora gracias a la colaboración de animales. En primer lugar de las víboras, que donan - con la ayuda de mano humana y creo que sin mucho entusiasmo - dosis de su tóxico líquido, que se inyecta, en pequeñas cantidades, en  cuerpos de caballo ( mayor de 3 años, utilizado por su gran volumen sanguíneo y facilidad de manejo ) o, en caso de alergia a las proteínas de éste, en ovejas. El sistema inmune del animal inyectado actúa a lo largo de los días: produce anticuerpos para neutralizar el veneno, fabrica la antitoxina. Se extrae sangre " inmunizada ", para separar el suero y obtener los anticuerpos ... Ya está el antídoto que puede administrarse en humanos.

     Usualmente y según criterio del médico, se inocula en el herido una pequeña cantidad para comprobar que no se produce una alergia al mismo y, posteriormente, la dosis necesaria. Las muertes son mínimas, 3 / 5 fallecimientos anuales ( tan sólo por picadura de abejas, fallecen 15 / 20 personas en España ), casi siempre, por falta de asistencia médica y pertenecer al grupo de mayor riesgo ... Un escaso 1 %.  

         1248298381_aRiLuZafustlecre3uls.jpg

     El miedo, los prejuicios, la ignorancia ...; forman ponzoñosos colmillos que envenenan la existencia de las víboras ibéricas. No son angelitos de la guarda, pero tampoco demonios. Sí, seres vivos como los humanos; quizás equiparables a nosotros, pues,  unas veces hacen el bien y las menos causan daño. Veneradas y satanizadas, casi siempre incomprendidas .

       ¡ Dejemos que, libremente, repten su camino ...!

 

 

  Nota:  Algunas de las fotografías presentes en esta página fueron tomadas sobre la Web. Si reconocen alguna suya, por favor, díganmelo y pondré el nombre de su autor.

 


50 Comentarios
Enviado por Quo el viernes 27 de junio de 2008

“Interesantísimo articulo Lupus.
... ciertamente recomendaré su lectura a algunos…

PD. Oiuxxx! jajaj a !!Casi consigues que las quiera!! Pero te juro que como vea una… te llamo y yo me voy corriendo! ( a salto de mata) jajajaja

Enviado por Monica el viernes 18 de julio de 2008

“Muy buena la informacion, la pasare a los niños exploradores de mi pueblo, ya que pasan mucho tiempo en el rio cazando culebras.”
Enviado por Angel el jueves 28 de agosto de 2008

“quisiera hacerte una pregunta:
Tengo localizada una vibora de soane cerca de mi casa y el problema es que tengo dos niños pequeños.
Que puedo hacer para aullentarla?”
Enviado por Lupus el viernes 29 de agosto de 2008

“ Te he contestado por vía privada.”
Enviado por Quo_aquo el lunes 20 de octubre de 2008

“Hola Lupus, yo también aprovecho para hacerte una consulta…
Ayer uno de mis hijos fue de visita con los abuelos, en una urbanización de Osona, y (dejando a parte el tema de si hicieron bien o mal) lo cierto es que en el jardín vieron lo que yo creo es un viborezno, la cazaron y la pusieron en un bote… y ahora Jusps!! pues la trajo a casa y la tengo aun en casa!
Me gustaría hablar contigo para saber que es lo mejor que puedo hacer…

un abrazo!”
Enviado por Lupus el lunes 20 de octubre de 2008

“Te he contestado por vía privada.”
Enviado por Quo_aquo el viernes 24 de octubre de 2008

“Uei Lupus: Objetivo cumplido!!!! jejejejjee.
paso a paso.. todo conseguido genial!!!
La verdad es que tus recomendaciones fueron estupendas!!

... Ahora me encantaría añadir aquello de deseo que en situaciones similares me ayudaras otra vez..., jaja pero tratándose de serpientes... jajaj como que prefiero mejor que me ayudes en tomar un Té!! jajaja
Un abrazo y gracias.

Quo ...esperando a que silbe la Tetera!!

Enviado por Lupus el viernes 24 de octubre de 2008

“Vale, yo pongo el té rojo, verde, negro ...; aunque supongo que, a tí, el que más te gustará es el " té de roca " jejeje ... Y las gracias a tí, por confiar en mí.”
Enviado por Ely el sábado 10 de julio de 2010

“hola hemos encontrado una serpiente y creemos que es una vivora¿que hago?”
Enviado por el martes 20 de julio de 2010

“Hola,

Necesitaría datos para darte una opinión personalizada, pero, grosso modo:
99 % de los casos , No matarla y dejarla en paz. Ninguna especie de víbora ibérica es agresiva, sino todo lo contrario, huyen del hombre … ¡ y hay que darles tiempo !
Únicamente la serpiente “ culebra bastarda “ es cascarrabias y contiene veneno, si bien por su disposición inoculadora, inofensiva para el humano … Eso sí, el susto de ver una serpiente de casi 2 m erguida – imagen tipo cobra – enfrentada a ti …
Si me mandas un correo electrónico a través de mi blog te podré personalizar vía privada.

Enviado por Guillermo el domingo 22 de agosto de 2010

“ A mi hija de 19 años la picó una víbora de seoane en Valdés-Asturias, a los 25 minutos estabamos en el hospital,estuvo tres días en la uvi y 14 días ingresada.A día de hoy,4 semanas después aún cojea un poco y todavía tiene inflanmación en el tobillo alrededor de la picadura,pienso que el veneno de esta especie es muy tóxico,no se si el que mas,pero a la vista del daño me lo parece.La víbora pasó a mejor vida,a parte de que ya no me gustaban antes, ahora ya es animadversión.Ojalá nadie mas tenga que pasar estre trago.Un saludo”
Enviado por Lupus el viernes 27 de agosto de 2010

“Desafortunado incidente donde, por suerte, tu hija evoluciona favorablemente. Sin analizar un suceso del cual desconozco los matices - quizá, sin querer, tu hija la pisó y la mordedura fue una respuesta defensiva de la víbora, no un ataque premeditado -, comentar que la mortandad no supera el 1%. La toxicidad del veneno de la víbora de seoane está en la mitad, por encima de la hocicuda, pero de menor toxicidad que la aspid ( explicado en el artículo ). De hecho habita en una zona de fuerte tradición rural donde, de ser agresiva - por naturaleza, etológicamente, no lo es - los accidentes se multiplicarían reflejándose, al menos, como noticia mediática. Me pongo en tu lugar y comprendo los sentimientos de animadversión y cabreo contra la causante de un daño a un ser querido; respeto y comprendo tu actitud, aunque no la comparto si afecta a la vida de un animal. En este caso con mayor énfasis, ya que las víboras acostumbran a ser las malas de la película, con pocas simpatías y menos defensores; satanizada en el inconsciente colectivo de los humanos y perseguida por el mero hecho de existir. Las víboras ibéricas son peligrosas pero no agresivas, mortales únicamente en el 1% de los envenenamientos, con una importancia ecológica notable y, como todo ser vivo, con derecho a vivir. Un saludo y deseo de corazón que tu hija se recupere totalmente.”
Enviado por Gonzalo el lunes 2 de abril de 2012

“A mí me mordió este fin de semana (hace menos de 48 h) una víbora de seoane muy pequeña, aquí en A Coruña. A penas medía 15 cm y la culpa fue completamente mía, ya que la encontré en un camino transitado y la fui a recoger con un vaso de plástico para retirarla de allí, ya he visto y manejado víboras en otras ocasiones. Al hacer mucho calor, el bicho estaba rápido, y se giró para morderme en el dedo, en la base de la uña. Fui al hospital, donde no detectaron síntomas graves, así que me pusieron la antitetánica y un antibiótico, que aún estoy tomando. La mano la tengo hecha una patata y la zona de la mordedura tiene un negrón, del tamaño de un guisante. En la parte interior del brazo me han salido unos hematomas por coagulación debido a la hemotoxicidad del mismo. No he tenido problemas de náuseas, vómitos o dificultad para respirar, así que estuve tranquilo todo el tiempo. Ahora espero que la hinchazón remita y acaben las molestias. Tampoco es que duela mucho, pero el brazo lo tengo como agarrotado. Lo mejor es no molestarlas, y cuidado con las pequeñas en días de calor, que son matonas.Un saludo.”
Enviado por Lupus el lunes 2 de abril de 2012

“En primer lugar Gonzalo me alegro que el accidente se quede en una anécdota a contar de menor incidencia. Quisiera resaltar varias cosas importantes que has comentado:
Primero, tu error -y advertencia al público- al manipular a la víbora; aún dándose dos circunstancias atenuantes: desplazar la víbora de esa zona de paso -bien para ella y posibles viandantes- y, ser experimentado, el recurso del objeto. Hecho que no evitó el accidente.
Segundo; una vez inyectado -defensa del ofidio, nunca ataque- seguiste el protocolo: identificar a la especie (por tu comentario, ya la conocías) y acudir a un centro médico para ser atendido por un profesional sanitario.
Tercero, si bien la víbora de Seoane manifiesta una toxicidad en el veneno moderada-baja (la mayor, víbora áspid), los viboreznos nacen con esta cualidad, no sólo pueden inocularlo, sino que su toxicidad, comparativamente, es mayor al estar concentrado.
Recupérate...”
Enviado por Miguel el lunes 8 de octubre de 2012

“Hola, lo primero felicitarte por la página web, que por lo menos a mi me ha aportado bastante información respecto a las víboras. Quería comentar el caso que se está dando en nuestro vecindario. Vivimos en un pueblo a lado de Pamplona, en las faldas del monte Ezcaba o San Cristóbal. Somos una comunidad de vecinos con casas unifamiliares que compartimos los garajes, y desde estos se accede a cada vivienda. El caso es que en las 2 últimas semanas se ha visto en la zona común una víbora, y ayer mismo un niño vio a otra en el garaje de su casa llamando a su padre que también la vio.

Como he comentado anteriormente desde el garaje se accede a cada una de nuestras viviendas, tenemos niños pequeños, y la verdad… no estamos nada tranquilos. No sabemos si tenemos algún nido en alguno de los garajes, ya que las 2 víboras encontradas eran pequeñas.

En los garajes tenemos las bicicletas de los hijos, patinetes, balones, juguetes, etc y es muy frecuente que bajen los crios solos al garaje. También los utilizamos como trasteros… vaya un lugar ideal para cualquier “bicho”.

Me gustaría saber si hay algún medio para localizar un posible nido, o si existe algún medio para ahuyentarlas o repelerlas.

Me gusta el monte y los animales, y nunca he hecho daño a ninguno, pero eso de pensar que pueda tener un animal peligroso, fuera de su medio, en el garaje de casa como que no….

Pues nada después de este rollo espero que me podáis ayudar.

Muchas gracias y saludos anticipadas.

Enviado por Lupus el jueves 11 de octubre de 2012

“ Gracias por tu comentario; y, al rumbo del sentido de tus palabras iniciales, subrayar que por medio del conocimiento podremos valorar a las víboras ibéricas y desechar falsas creencias, mitificadas desde la ignorancia y los prejuicios.
En relación al incidente que citas, comentarte grosso modo –previamente te he contestado en privado-, pero extrapolando la situación de cara al posible interés común:
En ciertos casos, un tipo de modelo urbanístico –p.ej., viviendas unifamiliares-, en auge en las últimas décadas, solapa, invade y desnaturaliza el entorno natural (paradójicamente y, en cierto sentido, se busca un acercamiento a la naturaleza). Las especies salvajes que lo habitaban -por derecho propio- han de trasladarse, mendigar el comensalismo del hombre o perecer. Esta alteración del hábitat precisa de un periodo de adaptación, y delimitar “fronteras” que casi siempre son permeables. De la misma forma que nada más abrir la puerta o ventanas de casa, la “naturaleza” nos llena plenamente; puede tornarse reversible para la fauna salvaje, aunque, normalmente, de una forma accidental e involuntaria.
Por motivos de biología y etología, las viviendas a pie de campo (ruidosas, asépticas, ordenadas, sin recursos tróficos…) no aglutinan la mejor opción vital para estas especies depredadoras.
En mi opinión y siempre desde el respeto y derecho de todo ser vivo a la existencia, una buena solución sería trasladar el ejemplar que se localiza, dentro de la zona –hábitat-, pero lejos del núcleo poblacional; y realojarlo en una ubicación sin hostílidad y acorde a sus necesidades biológicas. Por supuesto que esta acción peligrosa (los viboreznos también pueden inocular veneno) debe de ser realizada por una persona de oficio (p.ej. guarderío nacional o autonómico, asociaciones conservacionistas locales, naturalistas, herpetólogos).

Enviado por Vulpex el domingo 2 de diciembre de 2012

“mu sabiondo el "lupus", pero no sabe de una especie de ofidio es..., por clasificar, que conozco desde el 985, en un río truchero, de una provincia destacada por su naturaleza, gregaria de los ríos ..., en la que cohabitan todas las viperas conocidas, y que yo he truncado, tronchado y disfrutado de sus sucubos. ”
Enviado por Juan el domingo 9 de diciembre de 2012

“Hola, hace unos días entro en mi casa una serpiente, se metió bajo la cama y gracias a Dios que la pudo ver mi mujer,ella fue quien la mato, la verdad estamos asustados pues detrás de la casa tenemos un huerto del vecino y lo tiene abandonado,tengo fotos y pido ayuda, tengo dos nenas y estaba bajo la cama de ellas, puedo enviar fotos para que me digan si es peligrosa, según me dicen los vecinos hay mas de una en dicho huerto, dejo mi dirección ,envío esas fotos, ayuda por favor. garucho72@hotmail.es”
Enviado por Lupus el lunes 10 de diciembre de 2012

“Juan acabo de ponerme en contacto contigo, vía correo electrónico...”
Enviado por Luis Sanjuán el martes 11 de junio de 2013

“Me gustaría mandaros la foto de una serpiente que encontré la semana pasada (los dibujos negros sobre la espina me suenan pero, su panza de color calabaza intenso?”
Enviado por Lupus el jueves 13 de junio de 2013

“Te he contestado por vía privada. Grosso modo: Ejemplar adulto de culebra de herradura, Hemorrhois hippocrepis; uno de los colúbridos típico de los biotopos de carácter mediterráneo. Gusta del calor (termófila) y tolera los ambientes humanizados; si bien, de ser hostigada, atacará al agresor, aunque carece de veneno. Nada, excelente reptadora y trepa (arbustos, matorrales, muros, tejados, etc.); cualidad que le permite predar aves y sus nidadas. En resumen: Inofensiva y eslabón necesario de la red trófica.”
Enviado por Martin el miércoles 26 de junio de 2013

“Hola, ayer delante de casa en Espinal (Navarra) vi dos viboreznos de unos 12 centimetros de la especie seoane. Para cuando fui a por la cámara ya solo localice a una de las dos y le saque una foto. Mi problema es que tengo tres chavales en casa (3, 5 y 9 años) y me gustaria invitarles amablemente a que se buscaran otro lugar de cria. Hay alguna manera para hacerlo? Un saludo”
Enviado por Lupus el lunes 1 de julio de 2013

“Te he contestado por vía privada.”
Enviado por Beatriz el sábado 6 de julio de 2013

“Hola veraneo en una Casa de campo en SORIA està en un Prado y por dos veces se nos Han metido viboras en Casa. Estamos muy preocupados porque tenemos niños pequeños. te agredecería mucho que nos aconsejases como ahuyentarlas o qué podemos hacer para evitar que entren en la Casa. Creemos que acceden por tratar se de un lugar Más fresco y oscuro, PEro desconozco sus costumbres. nos puedes ayudar?Muchas gracias”
Enviado por Fernando el viernes 19 de julio de 2013

“Hola vivo en un adosado en la coruña y ayer al atardecer me he encontrado en el jardín una serpiente de unos 15 cm que después de encontrar este blog creo identificar como viborezno de víbora seoane, tengo niños pequeños la pequeña de 1 año y andando sus primeros pasos.Al ir hacia la serpiente se a metido en un hueco enroscada mirándome, no he querido arriesgarme a que le muerda a alguno de mus hijos y la he matado pero ahora tengo miedo de que pueda haber mas, tengo una foto como te la puedo enviar y como puedo localizar un posible nido?. Tengo una escalera de madera para acceder al jardín y tiene huecos entre los escalones. ¿puede ser que tengan un nido por ahí?Por los comentarios que leo me imagino que una mordedura en un bebe de 13 meses o un niño de 3 años puede ser mortal en inmediatamente.Que me aconsejas?”
Enviado por Lupus el lunes 22 de julio de 2013

“Beatriz:Ya contesté por vía privada.”
Enviado por Lupus el lunes 22 de julio de 2013

“Nick Fernando: Pregunta, ¿qué me aconsejas?No matar; respeto al derecho de un ser vivo a su existencia. Máxime cuando se edifica en su hábitat (adosado y jardín); se insinúan dudas de la especie (tengo una foto como te la puedo enviar...) y el desdichado ejemplar pudiera ser un juvenil (creo identificar como viborezno...).A tenor de los hechos relatados por usted, la agresividad y la acción letal (estereotipos y leyenda negra inculpados a las víboras ibéricas: en realidad no son agresivas y, de morder, el veneno sería letal sólo en el 1%) han sido manifestadas por una única especie, la humana, que ha actuado de verdugo.El derecho a la existencia y a la cohabitación humana-animal, máxime en territorios solapados -su caso-; han de ser bandera y no, por el contrario, cruzar la línea roja y matar”
Enviado por Manel el domingo 12 de enero de 2014

“Hola lupus, vivo en Cecebre, A Coruña, en una casa de campo con un pequeño terreno y este agosto, me llamó la atención, una vez más, ver a los gatos trabajando duro y como no llevo bien el sufrimiento que les causan a sus juegos a sus compañeros involuntarios, suelo intervenir para que dejen en paz a escancers, pajarillos, ranas y resto de habitantes del entorno, tal vez no deberia pero no lo puedo evitar. En esta ocasión, al acercarme pude ver a una cria (viborezno?) de víbora seoane ya moribunda. Media sobre 12 cm. (cria?) y estaba al lado del compostero. Nada pude hacer. Pasadas unas semanas, en unos bancales que tengo para cultivar chorradas, me encontré otra, esta vez más pequeña, 5 cm. La intente desplazar con ayuda de dos palos delgados y finalmente la gestione una mudanza a un monte que tengo en frente aunque me temo que le hize algo de daño porque pareria tener un pequeño aplastamiento a consecuencia de la presión que hice. Los vecinos ya me habian avisado, asi como la casera que me advirtio de que habia "muchas" en un laberinto de buxo enano que solo vale para que, y aqui esta la inquietud, mi sobrino de 3 años juegue a carreras y escondites. Claro, flipa con el laberinto, pero yo no descanso bien. Me gustaría localizar los nidos y animar a nuestras amigas a buscar un buen lugar, pero no se si será una batalla perdida. Gracias lupus, espero tu respuesta. ”
Enviado por Lupus el sábado 18 de enero de 2014

“Hola Manel, respondo a tu pregunta: Las víboras no ponen una puesta de huevos, son ovovivíparas, es decir, la puesta va con la madre, el embrión se desarrolla dentro del huevo y éste va adonde le lleva la madre; que, a buen juicio, dará preferencia a sitios con protección y "calientes" (se llama óptimo térmico). En el medio que habitas, localizar "madres" supondría un arduo trabajo; más que nada por la amplia diversidad de lugares en dónde mirar. Uno de los lugares recurrentes e idóneos se ubicaría en el compostero que, junto a los estercoleros, no sólo dan cobertura y protección, sino calor (fermentación), tan necesario para el desarrollo embrionario de los viboreznos. De hecho, la temperatura exterior (los reptiles son animales poiquilotermos que no regulan como nosotros -mamíferos, animales homeotermos- la temperatura, sino que depende de la ambiental) influye en la datación de los partos, atrasándose semanas con bajas temperaturas para la estación. Asolearse y buscar lugares cálidos es muy común -y, desde la perspectiva reproductiva, necesario- entre las víboras preñadas. Si vivimos dentro de su hábitat, modificarlo hasta la asepsia es irrealizable (ilógico, sin ética...). La cohabitación, pasaría por una información completa, conocimiento de la biología de la especie y acciones preventivas que minimicen un hipotético incidente. Además, de producirse, las posibilidades de una complicación médica son bastante pequeñas. Consulta a las autoridades sanitarias de tu zona y repasa hemeroteca, para darte cuenta de la mínima posibilidad de "morir" envenenado por una víbora. Dicho lo cual, también te recuerdo que desde que nacen cuentan con capacidad venenosa.”
Enviado por Paco el viernes 6 de junio de 2014

“Hola Lupus, vivo en Córdoba y de vez en cuando voy a la sierra para observación de fauna y fotografía, de día o de noche, por desgracia hasta ahora he visto en tres ocasionas a la hocicuda muerta en carretera, señal de que hay bastantes por ciertas zonas mas propicias para ellas, ya me gustaría ver alguna para fotografiarla, pero entiendo que es muy difícil, aunque se que están, pero mi preocupación es que algún día tuviera la mala suerte de tropezar con alguna y me mordiera, pues suelo ir solo, y el coche me queda lejos, y por tanto entiendo que mi vida correría peligro, en una ocasión unos vecinos de una niña con 8 años me dijeron que le había mordido una en el exterior de su casa, acto seguido los padres la llevaron al hospital, no tenían antídoto y le tuvieron que traer de Madrid, tardo 2 horas en llegar, estuvo varios días en la UCI, entiendo que por su peso tiene mas riesgo que un adulto. Pregunto ¿sabes si las polainas de Cordura o Nailon pueden detener los colmillos?, o son necesarias de Cuero, para mi mas cómodas de Cordura, espero tu opinión. Gracias de antemano. ”
Enviado por Lupus el lunes 9 de junio de 2014

“Por prontitud y personalización te he contestado en privado. Comentar en general:En mi opinión, es fundamental que la fotografía de naturaleza sea respetuosa con el entorno natural (organismos vivos y paisaje). Al hilo de este caso, las víboras no atacan si no son hostigadas. Al menos en mi comunidad (Navarra) la disponibilidad de antídoto en Centros de Salud ubicados en zonas donde se solapan las poblaciones (humanos y víboras) no presenta problemas; otro asunto sería la valoración del médico para suministrarlo…Por último, los colmillos de la víbora traspasarían el tejido de las polainas; un buen calzado serían unas botas de agua. ”
Enviado por Yolanda el viernes 15 de agosto de 2014

“HolaTengo una niña de siete años a la que ha mordido una víbora (creemos que hocicuda) fue el viernes 8, la pusieron el antídoto, estuvo dos días en Uvi (por control) y tres días en planta. Salimos del hospital sin secuelas aparente, ya sé que se actuó muy rápido y de forma muy eficiente por parte de todo el equipo médico, pero desde que estamos en casa se queja de mareos y dolor de cabeza, puede ser por la mordedura?? Estoy preocupada y no se muy bien como actuarMuchas gracias por tu ayuda”
Enviado por Marta el domingo 24 de agosto de 2014

“no se que tipo de serpiente es una que he visto recientemente en un meredero de mis padres. tengo una foto que la hice, pero no puedo enviartela. vivo en Burgos”
Enviado por Lupus el jueves 18 de septiembre de 2014

“Hola Yolanda ya contesté en privado. Grosso modo: Desear a tu hija una total recuperación y que el incidente se minimice a una mera anécdota. Tu actuación ha sido la correcta -acudir a un centro sanitario-, y son estos profesionales quienes han de evaluar la evolución de tu hija. Confía en ellos...”
Enviado por Lupus el jueves 18 de septiembre de 2014

“Para Marta: Contestación e identificación por vía privada. Por curiosidad general, correspondía a una víbora hocicuda -Vipera latastei-.”
Enviado por Vampir el sábado 13 de junio de 2015

“Hola, vivo en Catalunya en una zona de pinares y hace un tiempo he empezado a ver pequeñas serpientes de unos 15 cm.de color rojo oscuro muy rápidas, no he podido fotografiarlas. El hecho es qe algún vecino me ha comentado que son víboras y venenosas . Dicen qe el vinagre las ahuyenta. Es cierto o puedo ahorrarmelo. Muchas gracias. B”
Enviado por Lupus el sábado 13 de junio de 2015

“La identificación de la especie –máxime si pudiera ser potencialmente venenosa- es básica, hecho imposible con la escasez de datos que aportas. El territorio donde habitas –Catalunya- se solapa (los pinares y las serpientes ya existían allí, no han sido repoblados. La urbanización cerca el medio natural; en verdad, una intromisión humana, no una invasión de animales salvajes) con el de dos especies de víboras: Vipera aspid y vipera latastei. Grosso modo: la primera de carácter más tímido y veneno más potente (dentro de la baja toxicidad de los ofidios ibéricos, recordar que la mortandad humana en España por mordeduras de serpientes no supera el 1%)); y de carácter más activo e inferior toxicidad, en la segunda. El sentido más desarrollado en ellas si bien pertenece al olfato; las características morfológicas para detectar las moléculas olorosas difieren mucho ya que dependen de un órgano, llamado “Jacobson” y la posterior interpretación de su cerebro de reptil. El vinagre forma parte de leyendas urbanas como las atávicas y arraigadas de que maman leche del ganado y mujeres lactantes (imposible anatómicamente, carecen de labios succionadores) por ponerte un ejemplo esclarecedor…Unos de los mayores peligros para el humano no es la fauna ibérica (con una mortandad inferior al 1%, ya ni hablamos de ofidios ibéricos letales…), sino la falta de información, los prejuicios contarios a Mater Natura y un alarmismo vacío de contenido pero quizá muy mediático… Y, al hilo de esto último, ciertos programas o personajes televisivos (p. ej., Frank de la jungla) cuya imagen y métodos, en mi opinión, son, cuando menos, cuestionables e irrespetuosos hacia el animal aterrorizado de turno…Disfruta de Mater Natura, campea y ojea todo lo que puedas y si tienes la suerte de divisar una víbora: obsérvala a una distancia prudencial (no inferior a un metro de distancia, aunque su radio de ataque raramente excede los 25 cm y no ataca si no se la molesta con ahínco), no la incordies y admira a un ser adaptado al medio (de linaje más antiguo que el hombre) y agente ecológico regulador, entre otras cosas, de plagas de roedores…”
Enviado por Paz el martes 14 de julio de 2015

“Hola vivo en la zona noreste Segoviana, y anoche cuando estaba regando vi una serpiente entre las rocas, no pude verle la cabeza por que se escondió enseguida. Tengo un gato que pasa el dia en el jardín y tengo miedo de que sea venenosa, como puedo mandarte la foto?”
Enviado por Lupus el jueves 16 de julio de 2015

“Te he contestado por vía privada.”
Enviado por Pabouer el lunes 20 de julio de 2015

“Buenos días Lupus.Antes de nada, agradecerte tu atención y la información que nos brindas a los que desconocemos el mundo de las víboras.Ayer vi en el jardín de mi casa, en un pueblo cercano a Segovia una víbora lataste de unos 35 o 40 cm. Como muchos de los que te han escrito anteriormente, tengo dos niños pequeños y me surgen las siguientes dudas:-Esta víbora se metió en un agujero del muro de piedra del jardín. ¿Suelen quedarse tiempo en los mismos lugares o se irá de ahí? -¿Hay alguna manera de ahuyentarlas? -¿Se puede tomar alguna medida de prevención? -¿A que horas suelen estar más activas?Gracias de antemano y saludos.”
Enviado por Lupus el martes 21 de julio de 2015

“Gracias Pabouer por tu valoración. Te contesto –pública y privadamente-. Grosso modo: Primera duda: Son ofidios territoriales de campeo pequeño, con pequeños matices variables en función, básicamente, de la estación y del sexo. La rocalla de un jardín o un muro no sólo le proporcionan una vía de escape (animales poiquilotermos, dependen de la temperatura ambiental, en verano prefieren zonas más frescas y de mayor cobertura vegetal. La roca acumula calor), sino alimento (principalmente micromamíferos), paridera, guarida de “reposo invernal”, etc. En pocas palabras, hábitat perfecto. Ella –especie y linaje más ancestrales que el humano- ya estaba allí- nuestros territorios se solapan… Segunda duda: Sí, varias. Potenciar la presencia de depredadores (por citarte algunas especies factibles: animales salvajes: erizo, rapaces diurnas y nocturnas, mustélidos; animales domésticos: ocas –muy agresivas-, gatos, perros, cerdos) y dificultar su hábitat: jardines despejados, con hierba rasa, sin maleza ni rocalla … ni agua (si bien esta especie tolera los ambientes semidesérticos, gusta del agua). Hacer ruido que se transmita al suelo (sordas pero detectan las vibraciones del suelo). Y, sobre todo, informar, en especial a tus hijos, de la situación. Tercera duda: De ritmo circadiano diurno, si bien con altas temperaturas ambientales se torna crepuscular. Gracias a ti por confiar en mí”
Enviado por Dani el martes 21 de julio de 2015

“Hola y gracias por el blog. Quiero ir este verano al vall d aran y tengo un niño de 4 años. Conoces algún sitio donde se vendan polainas o algo mejor para él y así estar más tranquilo ante situaciones inesperadas como pisar una víbora. Gracias.”
Enviado por Pabouer el jueves 23 de julio de 2015

“Muchísimas gracias por dedicarme tu tiempo. Me ha servido de mucha ayuda tanto tu artículo como tu correo. Tomaremos las precauciones indicadas para no tener nigún accidente.Da gusto encontar gente dispuesta a ayudar.Saludos.”
Enviado por Lupus el jueves 23 de julio de 2015

“Para Dani: Los materiales de unas polainas no impedirían la función inoculadora de los colmillos. En este sentido se debería caminar, como mínimo, con unas botas de goma de caña alta (llamadas en mi tierra, katiuskas); hecho, poco práctico e incómodo; circunstancia que pudiera tornar una feliz jornada familiar en plena naturaleza en otra cosa menos placentera. Al igual que tú, soy padre, te entiendo y admiro tu esfuerzo preventivo. En mi opinión, tu hijo debería caminar por detrás de un adulto y, al igual que el resto, portar un bastón que precediera al pie. Este hecho minimiza en mucho las ya de por sí escasas posibilidades de un avistamiento con una víbora (vipera aspid en el Val d´Aran). De esto a ser mordido va un abismo, ya que esta especie acostumbra a ser muy tímida y huidiza ante la presencia humana; amén de que prefiere sustratos caóticos y generosos en cobertura vegetal y rocosa, evitables por el humano por su incomodidad, más amigo del sendero y, sobre todo, de “ver donde pone el pie”. Pongámonos en lo peor: no siempre la mordedura conlleva inoculación de veneno (explicado en sendos artículos, llamada mordedura en seco). Si bien personas ancianas, enfermos y niños son más propensos a complicaciones médicas, la acción del veneno junto a un adecuado protocolo (explicado en artículos) anterior a la valoración del médico (imprescindible) dan un margen de cuatro a seis horas, lapso más que asumible…Los avistamientos de víboras son escasos y, en lo personal, comentarte dos incidencias que tuve con mis hijos como protagonistas a escasos centímetros de víboras. En un caso la mano y rostro apoyados accidentalmente (caída) junto a una víbora aspid que se asoleaba en una repisa rocosa: no hubo ni amago de ataque aunque la cara de mi hijo y la mía se quedaron blancas. De excursión familiar pasamos –en este caso adrede, como aprendizaje para la niña- junto a una víbora de Seoane , a una distancia de seguridad (un metro). Cuando ella comprobó que no pasaba nada quería acercarse más y tocarla, hecho que, obviamente, no lo permití y se lo racionalicé para que lo comprendiera.”
Enviado por Lupus el jueves 23 de julio de 2015

“Para Pabouer: Gracias a tí... En tu vivencia con víboras destacaría tu actitud positiva y respetuosa con la vida de la especie. No es fácil y define carácter; un ejemplo para todos. ”
Enviado por Dani el viernes 24 de julio de 2015

“Lupus, has sido muy amable. Muchas gracias.”
Enviado por Lupus el viernes 24 de julio de 2015

“Para Dani: Gracias a tí... Pondría en valor tu esfuerzo preventivo en oposición a malsanas actitudes inquisitoriales. Y, como padre y educador, el acercamiento y enseñanza a pie de campo de Mater Natura.”
Enviado por Gema el sábado 16 de julio de 2016

“Trabajo en el vertedero en oficina el otro dia bajando al servicio nos encontramos una sedrpiente pequeña le saque una foto, la cojimos con un palo y un cojedor y la sacamos fuera. Pero aparecieron otras dos que las mataron, dijeron que parecian una cria de vibora, si es asi la madre esta cerca en algun foso, que tenemos que hacer.”
Enviado por Gema el sábado 16 de julio de 2016

“Trabajo en el vertedero en oficina el otro dia bajando al servicio nos encontramos una sedrpiente pequeña le saque una foto, la cojimos con un palo y un cojedor y la sacamos fuera. Pero aparecieron otras dos que las mataron, dijeron que parecian una cria de vibora, si es asi la madre esta cerca en algun foso, que tenemos que hacer.”
Enviado por Lupus el lunes 18 de julio de 2016

“Pregunta, ¿qué se debe hacer? NO MATAR, ni por acción ni omisión, con la esperanza de que usted no estuviera presente y se enteró de la ejecución ya consumada. No hablemos de valores animalistas, éticos o patrimoniales; de función y equilibrio ecológicos; de salud y belleza (p.ej., el veneno ralentiza y, en casos, detiene metástasis cancerígenas, e ingrediente de cremas dermatológicas específicas). Ni siquiera de sentido común. De verdad que no lo entiendo…”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook